. NOVEDADES‎ > ‎

E-Discovery: lo que hay que saber para empezar.

posted Jun 22, 2012, 1:07 PM by Martín Elizalde   [ updated Jun 22, 2012, 1:52 PM by Gabriel Paradelo ]
E-Discovery: lo que hay que saber para empezar a asesorar
Si bien el artículo está dirigido a los abogados jóvenes, cuando uno no sabe cómo responder a un cliente, es posible que el cliente corra en otra dirección. Sin preguntarnos la edad.

Cuando nos enfrentamos a analizar documentación digital, es mejor que ni pensemos en cajas y cajas de libracos. Eso es historia. Lo más probable es que recorramos cientos de mails, memos digitales, files, archivos adjuntos, etc, con un software de búsqueda y análisis- el “etc” puede ser escalofriante, piense en el scanner o la fotocopiadora de un una empresa licitante después de una licitación de obra pública.

El artículo pone en duda las conclusiones de un post anterior de Law and Technology en el sentido que el software pueda descartar al abogado, después de todo, el análisis de la prueba no deja de tener un contenido de lógica humana importante.

Pero, a la vez, recuerda que el software de e-discovery puede:

Convertir PDFs en data investigable;

Buscar por Key words, frases, fechas o direcciones de correo electrónico

Permitir la revisión de metadata asociada a un documento;

Conservar la relación entre un documento y sus archivos adjuntos;

Establecer tags y categorías de documentos.

Pero hay mucho más: Cataphora (sin duda uno de mis favoritos) es aún una herramienta de e-discovery más fantástica:

Relaciona mails en threads, lo que ahorra miles de horas

Busca documentos según conceptos relevantes asociados a palabras clave, lo que permite ubicar documentos aún cuando no contengan esas palabras.

Usa algorismos lingüísticos que permiten organizar documentos de contextos similares. Identifica duplicaciones y neo duplicaciones

Y ahora lo mejor: detecta los sentimientos y cambios en un estilo de escribir de una autor de e-mails.

Nota de autor: no lo usa James Bond, lo usan abogados algo menos atléticos-no offense. De modo que no cunda el pánico, todos podemos.

Por más sofisticados que parezcan, sólos no funcionan, necesitan de nosotros, con nuestros conocimientos de derecho y -cuando hay- sentido común.

El artículo sigue y sigue, pero la noción más importante es que hay que meterse en el tema, aprender, buscar consejo.

Estos nuevos conocimientos le permitirán competir y sobrevivir en un mercado donde la tecnología arrasa. Sin mencionar alcanzar al cliente que empezó a correr al principio de esta artículo...

Comments